5 consejos para enseñarle a los niños a usar el baño y lograr un aseo adecuado

Cuándo comenzar a enseñarle a tu hijo a ir al baño
Recomendado 0 VecesRecomendar esto

¿Le persigue la preocupación de saber cómo enseñarles a sus hijos a usar el baño? ¡Genial! Pero, por supuesto, el trabajo de un padre nunca termina. Algunas de las mejores técnicas para enseñar a los niños a usar el baño se aplican después de que el niño lo ha logrado, las técnicas que harán que su hijo se prepare para un aseo adecuado el resto de la vida, desde limpiarse bien hasta mantener las manos limpias. A continuación, encontrará algunos consejos para enseñarles a los niños a limpiarse bien las pompis siempre.

Letreros para enseñarles a los niños a ir al baño

1. Los aspectos técnicos de un aseo adecuado
Existen ciertos aspectos específicos para un aseo adecuado que debe recordar para mostrarles a sus hijos. Es importante destacar que deben limpiarse desde adelante hacia atrás. También es importante que utilicen una cantidad suficiente de papel higiénico: haga que cuenten cierta cantidad de cuadrados y pídales que repitan el proceso de aseo hasta que no quede más popo en el papel higiénico. Si saber cuánto papel higiénico se debe utilizar les resulta difícil, quizá prefiere que terminen la tarea con una toallita desechable por el inodoro cuando hagan lo segundo (al menos cuando están aprendiendo). Mantenga una caja de Charmin Freshmates a mano y asegúrese de utilizar papel higiénico resistente y de calidad, como Charmin Ultra Strong, para que su pequeño no se ensucie sus pequeñas manos durante el proceso.


2. Utilice un modelo
Si está enseñándole a una niña a usar al baño, puede hacer que le sigan al baño varias veces seguidas y demostrarles el proceso de aseo, descarga del inodoro y lavado de manos. Papá puede hacer lo mismo cuando les enseña a los niños a usar el baño... o quizá prefieran no ser ustedes mismos los modelos. Un oso de peluche o la muñeca favorita también son buenos candidatos: muestre lentamente los movimientos y haga que su hijo practique con el oso o la muñeca.


3. Mantequilla de maní o salsa de chocolate
Estas dos sustancias son excelentes materiales para practicar. Esparza un poco sobre un plato y haga que su hijo practique cómo limpiar la mancha con papel higiénico sin ensuciarse con salsa o mantequilla de maní. Enséñale a su hijo a limpiarse en lugar de embadurnarse y que repita el proceso hasta que el plato quede limpio.


4. Reducción gradual de la ayuda
Si bien al principio ayudará a su hijo a limpiarse las pompis, llegará el momento de reducir la asistencia. Comience por compartir la tarea, por ejemplo, mamá se limpia primero, luego la niña, o el niño se limpia primero y luego papá. Continúe con ese proceso hasta que lo reduzca a solo controlar al final y quizá ayudar de vez en cuando.


5. No reprima los halagos
Al igual que las técnicas para enseñar a los niños a usar el baño, las lecciones sobre cómo realizar un buen aseo deben estar acompañadas de mucho aliento. Asegúrese de felicitar a sus hijos a menudo cuando aprendan a limpiarse después de ir al baño. De vez en cuando, recompénselos con una sorpresa, quizá cuando alcancen hitos importantes, por ejemplo, limpiarse por completo solos por primera vez.